14 mayo 2020 En Abogados Herencias

¿Qué es un legatario y que es un heredero?

El legatario recibe uno o varios bienes de la herencia y siempre por voluntad del causante manifestada en su testamento y a título particular, es decir singular.

El legatario no responde con su patrimonio de las deudas de su causante, sin embargo, no estará seguro de poder acceder al bien legado hasta que se paguen las deudas del fallecido y se abone la herencia legítima de sus herederos forzosos.

El legatario sólo puede ser nombrado por testamento. Si renuncia, sus derechos pasan a los herederos.

El legatario, salvo autorización expresa del testador, debe esperar a que se lo entregue el heredero o el contador-partidor.

El legatario, en el caso en que le dejen varios bienes puede aceptar unos y renunciar otros, salvo que algún legado sea oneroso (es decir, que te obligue a hacer algo para disfrutarlo) en cuyo caso, si renuncia a éste, debe renunciar a los otros.

El heredero lo es a título “universal”, es decir, de todo los bienes y derechos que queden propiedad del fallecido. Es la persona que se pone en el lugar del causante en cuanto a derechos, bienes y obligaciones y deudas, es el continuador de la personalidad jurídica del causante.

El heredero puede ser nombrado en el testamento, pero a falta de este nombramiento, es el juez quien lo designa.

El heredero no puede renunciar parcialmente a la herencia, no puede aceptar determinados bienes y rechazar otros, porque, por ejemplo, estén hipotecados. Pero puede aceptar la herencia a beneficio de inventario.

Ambos deben liquidar el Impuesto de Sucesiones.